IDENTIFICAN UN GEN ASOCIADO A LAS FORMAS PROGRESIVAS DE ESCLEROSIS MÚLTIPLE

 

 

 

 

 

NEUROLOGÍA
EN EL SEXO MASCULINO
IDENTIFICAN UN GEN ASOCIADO A LAS FORMAS PROGRESIVAS DE ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Miembros del Instituto de Investigación del Valle de Hebrón (VHIR), en Barcelona, han realizado un estudio genético en el que han identificado un gen asociado a la forma primariamente progresiva de la esclerosis múltiple (EM) y asociada al sexo masculino. Este estudio, que se publica en la última edición de Journal of Inmunology, aporta datos significativos sobre un gen, llamado perforina, localizado en el cromosoma 10.

Se ha comprobado que este gen puede suponer un factor de riesgo en los pacientes de sexo masculino con EM. A la vez, la perforina permite estratificar por formas clínicas, de manera que algunas variantes del gen se encuentran más representadas en pacientes que suelen sufrir la forma primariamente progresiva de la EM.

“La forma de EM que se denomina primariamente progresiva está presente en un 10-15 por ciento de los pacientes y una vez que aparece va progresando desde un inicio, sin brotes, y no permite ventanas de recuperación como la otra forma de EM. Por lo tanto, estamos hablando de una forma en la que hay un empeoramiento lineal de los síntomas neurodegenerativos y esto implica que es más incapacitante desde su inicio”, ha explicado Manel Comabella, principal responsable del estudio y miembro del grupo de investigación en Neuroimmunología Clínica del VHIR que dirige Xavier Montalbán. El objetivo del estudio, realizado por el VHIR y el Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (CEM-Cat), ha sido encontrar genes candidatos asociados a un mayor riesgo genético para la EM. Ya se habían identificado regiones en el cromosoma 10 asociadas a este mayor riesgo. Este estudio concreta tres genes: C10ORF27, ADAMTS14 y la perforina.

Hay asociación entre los genes ‘C10ORF27’, ‘ADAMTS14’ y la perforina, así como manifestaciones sexodependientes de la enfermedad
La perforina
La perforina da lugar a una proteína que perfora la membrana celular, creando unos poros que permiten la entrada de moléculas dentro de la célula que inducen la muerte celular. “El hallazgo de nuestro equipo identifica un subgrupo de pacientes con un defecto en las señales de muerte celular”, ha señalado Comabella; “esto tiene una clara relevancia en relación con los mecanismos lesivos de la enfermedad. No supone un cambio en el tratamiento, ni una mejora inmediata para los pacientes, pero sí que ayuda a conocer y a estratificar la enfermedad”.

El estudio ha demostrado también que hay una asociación entre estos genes y manifestaciones de la enfermedad sexodependientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s