“Una mentira puede ser un indicador de la inteligencia del niño”

O al menos así se desprende de las conclusiones de un estudio del Instituto de Estudios sobre el Niño de la Universidad de Toronto, en Canadá, que ha analizado esta conducta entre los niños.

Tras analizar la conducta de 1.200 niños y adolescentes de 2 a 17 años, los expertos canadienses han llegado a la conclusión de que aquellos que aprendieron a mentir desde tierna edad, más tarde alcanzaron un desarrollo más notable.

Para ello, el doctor Kang Lee, director del instituto y su equipo, realizaron una prueba de honestidad en la que los adultos pedían a los chicos no echar un vistazo al juguete colocado a sus espaldas y dejaban a los niños solos en la habitación. Al regresar, los preguntaban si cumplieron lo que se les había pedido y comprobaban la respuesta con la grabación de un vídeo.

La capacidad de mentir la han mostrado “uno de cada cinco niños de dos años de edad. Entre los de cuatro años, nueve de cada diez chicos. A los 12 años, la aspiración a mentir registra indicadores máximos”, ha explicado Lee.

No obstante ha asegurado que los padres “no deben alarmarse al notar que el niño miente, no llegará a ser un mentiroso patológico” y ha añadido que, “casi todos los niños mienten”, lo que es “una señal de haber alcanzado un nivel más alto en su desarrollo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s