“Probabilidad de autismo:ser blanco,no hispano,padres un poco mayores”

Investigadores de la Universidad de California (Estados Unidos) han identificado 10 zonas de California que duplican las tasas de autismo, que están ubicadas en vecindarios con altas concentraciones de padres blancos de alto nivel educativo.

Los autores de este estudio creían que las zonas con mayor presencia de autismo revelarían indicios sobre posibles factores ambientales que explicaran las mayores tasas del trastorno, que afecta a uno de cada 110 niños estadounidenses.

Sin embargo, los resultados dicen más sobre el sistema de salud estadounidense que sobre las causas del autismo, según Irva Hertz-Picciotto, del Instituto MIND de esta universidad.

Los investigadores observaron unos 2,5 millones de nacimientos registrados en California entre 1996 y el 2000. Cerca de 10.000 de esos niños fueron luego diagnosticados con un trastorno del espectro autista.

Hertz-Picciotto y su equipo emplearon una técnica de investigación que ha sido efectiva para identificar áreas de prevalencia del cáncer ya que, según la investigadora, “este tipo de análisis a veces arroja pistas sobre factores ambientales”.

El equipo halló una relación fuerte entre la educación paterna y las elevadas tasas de autismo. “En este caso particular, hallamos 10 zonas de autismo en el estado de California. Cuando observamos mejor, descubrimos que prácticamente todas ellas eran áreas donde había un mayor nivel educativo en los padres que dieron a luz en esos años”, expuso Hertz-Picciotto.

“Ya sabíamos que las personas con una mayor educación en Estados Unidos son más propensas a recibir un diagnóstico de autismo en sus hijos. Esto no necesariamente implica que el autismo se produce con más frecuencia en esas familias”, puntualizó esta investigadora.

También fueron factores de mayor probabilidad de autismo ser blanco, no hispano y tener padres un poco mayores.

Hertz-Picciotto informó de que su equipo ahora está realizando dos tipos de estudios distintos para observar las causas ambientales del autismo, un espectro de enfermedades que van desde la incapacidad grave y profunda para comunicarse y el retraso mental hasta síntomas relativamente leves, como los del síndrome de Asperger.

En una de las investigaciones, su equipo planea recolectar muestras de polvo de los hogares de 1.300 familias con niños autistas, para buscar químicos comunes que puedan estar jugando algún papel en el trastorno.

En la otra, los investigadores están observando a mujeres embarazadas que ya han dado a luz un bebé con autismo, para ver si existen algunas exposiciones comunes que pudieran ser un factor en el desarrollo de la condición.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: http://www.unboundmedicine.com/medline/ebm/journal/Autism_research

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s