“Millones de personas con apnea del sueño”

jueves 7 de enero de 2010

La apnea obstructiva del sueño, también conocida como SAOS, está estrechamente relacionada con el ronquido, y consiste en el cese intermitente del flujo de aire por la nariz y por la boca durante el sueño, en periodos de más de 10 segundos, pudiendo llegar a los dos minutos de duración.

La (SAOS) es una enfermedad que afecta entre el 4 y el 6% de hombres y 2 y 4% de mujeres adultos en edades medias, por lo que los doctores Emilio Macias, estomatólogo y miembro de la Academia Europea de Odontología del Sueño, y Mónica González, especialista en neumología y médico adjunto de la Unidad del Sueño y Ventilación del Hospital Marqués de Valdecilla, calculan entre 1.200.000 y 2.150.000 sujetos portadores de SAOS relevante con necesidad de tratamiento.

Tan sólo se diagnostican y tratan entre el 5 y el 9% de la población a lo que hay que unir que la apnea del sueño no es una enfermedad exclusiva de los adultos sino que también la pueden padecer los niños llegando a afectar entre el 3 y el 4% de la población infantil entre los 4 y 5 años de edad.

La apnea puede repetirse entre 300 y 400 veces durante una misma noche y trae como consecuencia un estado de somnolencia diurna excesiva, estando cada vez más implicado como factor de riesgo en los accidentes laborales y de tráfico. Otras manifestaciones importantes del SAOS son las neuropsiquiátricas debido a la severa fragmentación del sueño así como las alteraciones cardiacas, cerebrovasculares e hipertensión arterial.

Además la apnea del sueño no es una enfermedad exclusiva de los adultos sino que también la pueden padecer los niños, llegando a afectar al 3-4% de la población infantil entre los cuatro y cinco años de edad.

Según explicó Emilio Macias, lo más importante en estos casos es hacer un diagnóstico precoz con el fin de evitar o reducir los efectos nocivos que esta enfermedad tiene sobre el crecimiento, el sistema cardiovascular y el desarrollo del aprendizaje y de la conducta ya que con frecuencia desarrollan cuadros de hiperactividad, déficit de atención, enuresis y más adelante pobre rendimiento escolar. La causa principal de esta patología en los niños es el crecimiento excesivo de las amígdalas y vegetaciones pudiendo llegar a resolverse en un 80% de los casos aproximadamente después de la cirugía de las mismas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s