“El tratamiento del trastorno límite de la personalidad”

El Trastorno Límite de Personalidad (TLP) o ‘bordeline’ es el más común de los trastornos de personalidad. Se trata de una enfermedad mental muy grave, cuya incidencia está aumentando en España (actualmente afecta a cerca del 2% de la población). Pese a ello, los recursos para su diagnóstico y tratamiento son muy limitados. De hecho, tan sólo existen ocho unidades públicas especializadas en España: tres en Madrid y otras tantas en Barcelona, una en Málaga y otra en Zaragoza.

Esta patología, que suele comenzar en los inicios de la edad adulta, está muy estigmatiza y es tremendamente desconocida, incluso suele confundirse con una adolescencia ‘complicada’. Nada más lejos de la realidad. Porque a diferencia de los adolescentes rebeldes, sus afectados crecen dominados por el sentimiento crónico de vacío, por el desequilibrio emocional, por la inestabilidad en las relaciones interpersonales, la ira, la agresividad y por la falta de control de sus impulsos.

Este ‘cóctel explosivo’, para ellos y para los que les rodean, les conduce a la autolesión constante y a los intentos reiterados de suicidio para lograr así ‘sentir algo’ o ‘aliviar esa nada’ que sienten.

La Unidad de Trastorno Límite de la Personalidad del Hospital Universitario Clínico San Carlos, la primera creada en la Comunidad de Madrid en el 2005, dispone de salas para las actividades grupales y está integrada por un equipo compuesto por un psiquiatra dos psicólogas clínicas, una terapeuta ocupacional, una enfermera, una auxiliar de enfermería y un administrativo, así como especialistas en formación (MIR).

Su director, José Luis Carrasco, reconoce que la existencia de unidades como la suya son “absolutamente necesarias para hacer un diagnóstico diferencial. De hecho el TLP se confunde en ocasiones con la hiperactividad, al compartir un alto grado de impulsividad y de disfunciones sociales, así como con otras patologías. A este hecho se añade que sigue siendo poco conocido por la comunidad médica. Se suma además la necesidad de que los pacientes estén en manos de especialistas con claras habilidades en su manejo clínico”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s